Opciones legales

¿Qué debo hacer si he estado expuesto al amianto?

Cualquier persona que haya estado en contacto con el amianto (exposición laboral, ambiental o doméstica) y quiera saber su estado de salud, deberá acudir a su médico de cabecera para iniciar los trámites de evaluación del mismo.

 

Lo ideal sería que la autoridad laboral y la administración sanitaria se pusieran de acuerdo para derivar a éstas personas a unidades de referencia capaces de asimilar éste tipo de patología.

 

De cualquier forma, una vez en el médico de cabecera, deberá ser enviado a su neumólogo de zona o unidad de referencia donde se establecerá la existencia o no de enfermedad relacionada con el amianto.

 

Debe realizar estas gestiones, incluso si usted no se siente enfermo, ya que generalmente la gente no muestra signos o síntomas de la enfermedad, generalmente transcurridos entre 10 y 30 años después de la exposición. Un médico puede ordenar una prueba de radiodiagnóstico (Rx tórax, TAC torácico y/o pruebas de función pulmonar), para poder decir si usted tiene algún problema de salud debido a la exposición al asbesto.

 

Si usted ha desarrollado problemas de salud derivados del amianto, deberá acogerse de manera urgente al Protocolo de Vigilancia de Salud de su comunidad.

 

Puede ejercitar una reclamación legal en función de las circunstancias de su exposición al amianto. Nuestros abogados, con amplia experiencia en la materia, podrán decirle qué opciones jurídicas pueden estar disponibles para su situación.

Procedimientos que se pueden iniciar

MEJORA DE LAS PRESTACIONES SOCIALES

Cuando un trabajador ha enfermado o fallecido como consecuencia de haber estado expuesto laboralmente al amianto, tiene derecho tanto a que le mejoren las prestaciones sociales básicas como a que se le reconozcan otras.

 

Entre otras prestaciones a las que se puede tener derecho podemos destacar la pensión por incapacidad permanente total, absoluta o de gran invalidez derivadas de enfermedad profesional, que servirán de base para la mejora de otras pensiones como la de viudedad y/o orfandad. 

A las mejoras señaladas se suma el eventual procedimiento de recargo de dichas prestaciones entre un 30% y un 50% atendida la gravedad de los incumplimientos empresariales en materia de seguridad y salud laboral.

RECLAMACIÓN DE RESPONSABILIDAD CIVIL

Si la enfermedad diagnosticada se relaciona causalmente con la exposición al amianto, se puede demandar a las empresas que usaron, importaron o fabricaron el amianto.

 

Estas reclamaciones son complejas ya que será el afectado el que deberá acreditar la exposición al amianto, y la relación que hay entre ésta y la enfermedad diagnosticada, por lo que es necesario contar con prueba suficiente al respecto.

 

Dependiendo de si la exposición es ambiental, doméstica o laboral la demanda se presentará o en Juzgado de 1ª Instancia o en el Juzgado de lo Social, siendo en este caso necesario que previamente se haya intentado una conciliación con la empresa responsable.

 

En algunas ocasiones cuando se trata de hechos graves o cuando las circunstancias del caso así lo recomiendan se puede iniciar un proceso penal que precisará de una investigación previa de las circunstancias en que se produjo la exposición delictiva, valorando tipos penales como el delito contra la seguridad y salud de los trabajadores y/o delitos de lesiones y/o homicidio por imprudencia grave.

Ley