¿Qué debo hacer si he estado expuesto?

 

Cualquier persona que haya estado en contacto con el amianto (exposición laboral, ambiental o doméstica) y quiera saber su estado de salud, deberá acudir a su médico de cabecera para iniciar los trámites de evaluación del mismo.

 

Lo ideal sería que la autoridad laboral y la administración sanitaria se pusieran de acuerdo para derivar a éstas personas a unidades de referencia capaces de asimilar éste tipo de patología.

 

De cualquier forma, una vez en el médico de cabecera, deberá ser enviado a su neumólogo de zona o unidad de referencia donde se establecerá la existencia o no de enfermedad relacionada con el amianto.

 

Debe realizar estas gestiones, incluso si usted no se siente enfermo, ya que generalmente la gente no muestra signos o síntomas de la enfermedad, generalmente transcurridos entre 10 y 30 años después de la exposición. Un médico puede ordenar una prueba de radiodiagnóstico (Rx tórax, TAC torácico y/o pruebas de función pulmonar), para poder decir si usted tiene algún problema de salud debido a la exposición al asbesto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si usted ha desarrollado problemas de salud derivados del amianto, deberá acogerse de manera urgente al Protocolo de Vigilancia de Salud de su comunidad.

 

Puede ejercitar una reclamación legal en función de las circunstancias de su exposición al amianto. Nuestros abogados, con amplia experiencia en la materia, podrán decirle qué opciones jurídicas pueden estar disponibles para su situación.

 

Cuando contacte con nosotros para evaluar su caso, le ayudaremos a entender cuáles son sus opciones legales y estaremos de su lado en todos y cada uno de los pasos que deba dar durante el proceso, con el fin de que usted acceda a la mejor representación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

Antes de iniciar cualquier procedimiento le solicitaremos su historial médico y laboral, para poder hacer un estudio de viabilidad jurídica previo y en su caso, indicarle contra quién se puede actuar.

 

Debe tener en cuenta que siempre hay un plazo para reclamar, es el llamado plazo de prescripción, que varía en función del procedimiento judicial a iniciar, por lo que es fundamental que tan pronto sea conocedor de su exposición a este material tóxico, nos contacte.

 

 

 

 

 

 

 

Opciones legales

 

Estos son los procedimientos que se pueden iniciar:

 

 

1.- Mejora de las prestaciones sociales (jurisdicción laboral):

 

Cuando un trabajador ha enfermado o fallecido como consecuencia de haber estado expuesto laboralmente al amianto, tiene derecho tanto a que le mejoren las prestaciones sociales básicas como a que se le reconozcan otras.

 

Entre otras prestaciones a las que se tiene derecho podemos destacar la pensión por incapacidad (temporal, permanente y total), la declaración de enfermedad profesional que servirá para el cálculo de la base de otras pensiones como es la de viudedad.

 

Por regla general estos procedimientos se inician en primer lugar con una solicitud a la entidad gestora y a la Seguridad Social, y posteriormente, y si no se la ha reconocido su derecho, con una demanda de la que conocerán los Juzgados de lo Social.

 

 

2.- Reclamación por responsabilidad patrimonial del Estado (procedimiento contencioso administrativo):

 

Si usted pertenece al cuerpo militar del Estado y enfermó como consecuencia del amianto al que estuvo expuesto durante su trabajo, entonces además de la mejora de las prestaciones sociales usted puede exigir responsabilidad a la Administración pública.

 

En este caso el procedimiento se iniciará con una reclamación de responsabilidad patrimonial que se presentará ante el Ministerio de Defensa, posteriormente y para el caso de que no se estime esta reclamación, se presentará una demanda ante los Juzgados de lo contencioso administrativo. 

 

 

3.- Reclamación de responsabilidad civil (jurisdicción civil):

 

Si la enfermedad diagnosticada se relaciona causalmente con la exposición al amianto, se puede demandar a las empresas que usaron, importaron o fabricaron el amianto.

 

Estas reclamaciones son complejas ya que será el afectado el que deberá acreditar la exposición al amianto, y la relación que hay entre ésta y la enfermedad diagnosticada, por lo que es necesario contar con prueba suficiente al respecto.

 

Dependiendo de si la exposición es ambiental, doméstica o laboral la demanda se presentará o en Juzgado de 1ª Instancia o en el Juzgado de lo Social, siendo en este caso necesario que previamente se haya intentado una conciliación con la empresa responsable.

 

En algunas ocasiones cuando se trata de hechos graves o cuando las circunstancias del caso así lo recomiendan se puede iniciar un proceso penal que precisará de una investigación previa de las circunstancias en que se produjo la exposición delictiva. 

 

 

4.- Reclamaciones ante los fondos de compensación de EEUU:

 

Si el amianto al que usted estuvo expuesto proviene de Estados Unidos entonces puede acceder a solicitar una indemnización a las empresas responsables y a través del sistema de compensación estadounidense.

 

Debe saber que compañías americanas responsables de la fabricación e importación del amianto tienen un sistema de compensación para las reclamaciones de los trabajadores afectados por este material, contando estos fondos hasta con diez billones de dólares para quien cumpla los requisitos.

© 2014 por Bureau Partagas Abogados, S.L.P.

Calle Conde de Trénor, 4 bajo

46003 Valencia, España

SÍGUENOS:

  • w-facebook
  • Twitter Clean