¿Por qué nos preocupa el amianto?

 

Una de las características del amianto es que los haces que lo componen pueden separarse con facilidad en fibras cada vez más finas, hasta llegar a formar fibrillas de tamaños microscópicos, no observables a simple vista. Estas fibras pueden permanecer suspendidas en el aire durante un largo periodo de tiempo y cuando se inhalan, se van almacenando en el pulmón, produciendo patologías diversas.

 

Debida a su gran durabilidad y bajo coste, el amianto ha sido empleado durante décadas en la manufacturación de múltiples productos, atendidas sus propiedades aislantes, mecánicas, químicas y térmicas.

 

A finales del siglo XX, los organismos médicos internacionales determinaron que los productos relacionados con el asbesto/amianto provocaban cáncer con una elevada mortalidad y por ello, desde hace décadas, se ha prohibido su uso en todos los países desarrollados, aunque se continúa utilizando en algunos países en vías de desarrollo.

Fuentes de exposición

 

La exposición al amianto puede ser ocupacional, doméstica o ambiental:

 

  • La exposición ocupacional es la principal fuente de exposición y se da en personas que está expuestas en el ámbito laboral, como por ejemplo actividades desarrolladas en los sectores de la construcción, sector naval, etc.

  • En la exposición doméstica el amianto llega al hogar por vía indirecta y se da en los familiares de esos trabajadores, cuando entran en contacto con las fibras que quedan en la ropa de trabajo.

  • La exposición ambiental afecta a las personas que residen cerca de un punto de emisión de amianto e inhalan el polvo de amianto disperso en el aire. 

 

 

 

Efectos  sobre la salud

 

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, ha clasificado a todas las fibras de amianto como “cancerígenas para los humanos”.

 

No se conoce ningún nivel de exposición que no sea peligroso.

 

Como los períodos de latencia de estas enfermedades son muy largos, muchas veces es difícil probar que la causa sea la exposición al amianto. Los factores más importantes para poder realizar un diagnóstico son la historia de exposición previa al amianto y la presencia de alteraciones radiológicas.

 

La exposición al amianto puede ocasionar tres tipos de 

 

  • asbestosis

  • cáncer pulmonar

  • mesotelioma de pleura y/o peritoneo

© 2014 por Bureau Partagas Abogados, S.L.P.

Calle Conde de Trénor, 4 bajo

46003 Valencia, España

SÍGUENOS:

  • w-facebook
  • Twitter Clean